martes, 17 de mayo de 2011

Por alusiones


Echando un vistazo por la red, me he encontrado con un articulillo aparecido en Libertad Digital donde su autor se dedicaba a ridiculizar a los partidos minoritarios (ya se sabe, para alguna gente el que opina distinto hay que ridiculizarlo como sea). El artículo en cuestión (que podéis leer pinchando en su título) es el siguiente: "Conozca a los 7 magníficos de estas elecciones"

El autor del artículo parece haber oído campanas, pero se equivoca en algunos temas. Cierto es que el PREPAL organiza cada tercer domingo de mayo la Fiesta de las Comarcas del País Leonés, acto festivo-reivindicativo. Cierto es que reclamamos la autonomía para las provincias de Salamanca, Zamora y León, las provincias del histórico Reino de León. Pero ahí se acaban las certezas.

Y es que dice que nos inventamos una nación. No inventamos nada. Según el decreto de creación de las provincias, del año 1833, el Reino de León se dividió en las provincias de León, Zamora y Salamanca. Con lo que, primero, no nos lo inventamos nosotros; segundo, viene en un documento oficial tan en vigor como la creación de las actuales provincias; tercero, deja en evidencia a los que quieren hacernos creer que la actual autonomía ha existido siempre; deja en evidencia a los que mienten diciendo que nuestro Reino de León es una "ensoñación medieval" (poco puede saber de historia quien dice semejante barbaridad). Además, nos tacha de inventar una nación cuando en el PREPAL somos REGIONALISTAS: PREPAL significa, literalmente, Partido REGIONALISTA del País Leonés. O sea, que lo que buscamos es que el histórico Reino de León tenga una autonomía propia DENTRO DE ESPAÑA.

Por nuestra cantidad de votos no se preocupe. Aparte de ser problema nuestro, los récords están para batirlos, y por mucho. En el PREPAL, a pesar de los defectos que podamos tener, ni nos quedamos de brazos cruzados viendo cómo retrocede nuestra tierra, ni nos callamos para denunciar los problemas de nuestra tierra, ni ponemos la otra mejilla cuando se intenta ridiculizar lo que defendemos.

Eso sí, darle las gracias al autor por la publicidad que nos ha hecho. Desde este rincón del Reino de León, muchas gracias.

----------------------------------
----------------------------------

Echandu un oju pola redi, me hi encontráu con un escritu apaecíu en Libertad Digial, andi el su autol se dedicaba a bulralsi de los partíus chicus (ya se sabi, pa anguna genti el que tieni un parecel diferenti hai que jadelu de menus comu sea). El escritu en custión, que podéis leel (picandu nel su nombri) es ésti: "Conozca a los 7 magníficos de estas elecciones"

El autol el escritu paici que ha oyíu campana, peru s'equivoca en angunas cosas. Verdá es qu'el PREPAL organiza, cá tercel domingu de mayu, la Fiesta las Comarcas el País Leonés, una fiesta reivindicativa. Verdá es que recramamus la autonomía pa Salamanca, Zamora y León, las provincias del históricu Reinu de León. Peru ahí s'acaba lo ciertu.

Y es qu'idi que mos inventamus una nación. No inventamus ná. Sigún idi el decretu de creación de las provincias, del añu 1833, el Reinu de León se dividió enas provincias de León, Zamora y Salamanca. Con lo que, primeru, no mos lo inventamus nusotrus; segundu, vieni en un papel oficial tan en vigol comu la creación de las provincias que hai hogañu; terceru, deja comu falsus a los que quieren jadelmus creel que la actual autonomía ha esistíu siempri; deja comu falsus a los que mientin idiendu qu'el nuestru Reinu de León es una "cuentu la Edá Media" (pocu puedi sabel d'hestoria quien idi semejanti barbaridá). Además, mos poni comu inventoris d'una nación cuandu nel PREPAL somus REGIONALISTAS: PREPAL quieri idil, de mó y manera ciertu, Partíu REGIONALISTA el País Leonés. O sea, que lo que buscamus es qu'el hestóricu Reinu de León tenga una autonomía propia EN DRENTRU D'ESPAÑA.

Polus nuestrus votus no s'apuri. Además de sel problema nuestru, los récors están pa batilus y pol muchu. Nel PREPAL, a pesal de los defectus que podamus tenel, ni mos queámus de brazus crudáus viendu comu la nuestra tierra va p'atrás, ni mos callamus pa denuncial los problemas de la nuestra tierra, ni ponemus la otra mejilla cuandu s'intenta jadel de menus lo que defendemus.

Esu sí, dali las gracias al autol pola pubricidá que mos ha jechu. Dendi esti rinconinu el Reinu de León, muchas gracias.